incapacidad-laboral-en-tarragona

Incapacidad permanente absoluta por depresión y ansiedad

A todos nos puede suceder. Y así fue como le ocurrió a mi cliente de 34 años, por diferentes motivos de su trayectoria vital, cayó enfermo de depresión y ansiedad. La situación se estaba cronificando hasta el punto de que la baja médica por incapacidad temporal era cada vez más frecuente, ya no podía trabajar, ni tampoco vivir solo, tuvo que volver a casa de sus padres. Las expectativas respecto a su situación laboral y económica eran nefastas, había solicitado una pensión por incapacidad permanente ante la Seguridad Social pero todo había salido denegado. Por ese motivo acudió a mi despacho de abogados, buscando un abogado laboralista tarragona, pero no uno cualquiera, sino concretamente un abogado incapacidad permanente especializado en la materia.

¿Qué tipos de incapacidad existen?

Incapacidad Permanente Parcial

Permite trabajar en cualquier puesto de trabajo cobrando una indemnización equivalente a 24 mensualidades de la base reguladora (base de cotización mensual de las últimas nóminas).

Incapacidad Permanente Total

El trabajador debe abandonar su puesto de trabajo habitual y deberá buscar otro que sea compatible con sus dolencias físicas. A parte de poder trabajar en otro puesto, cobrará mensualmente una pensión del 55% de la base reguladora. Para mayores de 55 años se añadiría un 20% más con lo cual cobraría un 75% de su base reguladora. En caso de que la enfermedad haya derivado de un accidente de trabajo puede haber aumentos de un 30% hasta un 50%.

Incapadidad Permanente Absoluta

El trabajador no puede llevar a cabo ningún empleo. Cobrará un 100% de la base reguladora. Y también puede haber aumentos si ha sido derivado de accidente de trabajo.

Gran Invalidez

No se podrá desempeñar ninguna profesión y además se requerirá la ayuda de terceras personas para las tareas de la vida diaria. Cobrará un 100% de la base reguladora y un complemento de 45% para cubrir el coste de un cuidador. Todo lo anteriormente descrito en los distintos tipos de incapacidad permanente tiene muchos matices que pueden modificar el resultado de lo que se pueda percibir o incluso el derecho a ello.  

¿Qué dificultad tenía conseguir la invalidez por depresión o ansiedad?

El caso era complejo por dos cuestiones:
  • La edad: 34 años. Siendo tan joven, la Seguridad Social no suele conceder pensión por incapacidad permanente y menos en grado de absoluta. Siempre considera que puede otorgar una parcial o total.
  • La dolencia psicológica: es muy difícil de objetivar empíricamente, pero mi cliente ya llevaba unos años llevando a cabo tratamiento psicológico y psiquiátrico y el artículo 193 es claro en ese aspecto: “La incapacidad permanente contributiva es la situación del trabajador que, después de haber estado sometido al tratamiento prescrito, presenta reducciones anatómicas o funcionales graves, susceptibles de determinación objetiva y previsiblemente definitivas, que disminuyan o anulen su capacidad laboral.”
Éste era su caso, su capacidad laboral estaba disminuida y casi anulada, teniamos múltiples informes médicos.

NOS PUSIMOS MANOS A LA OBRA

Primera visita

Analicé su documentación, informes médicos que contienen el índice GAF (Grado de Afectación Física) de los trastornos mentales y le recomendé hablar con sus médicos para mejorar ciertos informes que no contenían todos los padecimientos específicamente descritos por mi cliente.

Derivación a Perito Médico

Hace muchos años que trabajo con un médico especializado en peritaciones médicas. El informe pericial es imprescindible a la hora de solicitar una incapacidad permanente.

Presentación de la Solicitud

Preentación de la solicitud de Incapacidad Permanente o el Recurso ante la Seguridad Social o Demanda ante los Juzgados de lo Social: dependiendo del momento en el que acuda el cliente al despacho.

SENTENCIA ESTIMATORIA DE INCAPACIDAD PERMANENTE ABSOLUTA

El resultado fue emocionante. El juez otorgó a mi cliente una incapacidad permanente en grado de absoluta. Lo cual significa que percibiría el 100% de lo que cotizó. Además, le pagaron las mensualidades atrasadas desde que interpusimos la solicitud, hacía casi 1 año.

¿SE PUEDE REVISAR LA INCAPACIDAD PERMANENTE?

Sí. Al cabo de un tiempo puede ser que se reciba una carta de la Seguridad Social con una citación para el Tribunal Médico con el objetivo de evaluar si la persona sigue afectada por sus dolencias y enfermedades y pueden emitir un informe dando el alta médica. En este caso habría que impugnar dicha alta médica y solicitar de nuevo la concesión de una incapacidad permanente demostrando con informes médicos que todo sigue igual o, si es el caso, hay empeoramiento. Más sobre este servicio

Deja tu comentario